Boletín de prensa No. 001 20150107



Este reconocimiento trae beneficios para toda la población colombiana y muy especialmente para los empresarios y exportadores. Con este logro, Colombia sube otro escalón, permitiéndole estar a nivel de países con capacidad de medición en el ámbito internacional para esta magnitud.

La conductividad electrolítica es una de las magnitudes químicas que en mayor número de veces se cuantifica en la industria nacional, debido a que está extensamente relacionada con las pruebas para el control de la contaminación en aguas residuales, la pureza del agua usada en la industria farmacéutica y alimenticia, así como el estado las fuentes de agua potable y la contaminación de las costas del país.

Este patrón es un desarrollo tecnológico que ayuda al fortalecimiento de la competitividad del país y permite optimizar sus procesos productivos, ya que al suministrar las herramientas para el aseguramiento de la trazabilidad de las mediciones en esta magnitud hace que los resultados de las mismas sean repetibles y comparables con las realizadas en cualquier lugar del mundo puesto que todas ellas tendrán como referencia las unidades del Sistema Internacional de Unidades establecidas como unidades legales en Colombia mediante el Estatuto del Consumidor (Ley 1480 de 2011).

De esta manera, y como fruto del arduo trabajo que se viene adelantando desde su creación, la Subdirección de Metrología Química y Biomedicina del INM puede informar sobre la oficialización por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio-SIC por medio de la resolución número 75527 de 2014 del “Patrón Nacional de Medición de la Conductividad Electrolítica”; este sistema de medición permitirá garantizar la uniformidad, la aceptación y el reconocimiento de las mediciones de la conductividad electrolítica realizadas en Colombia.

La declaración de los patrones nacionales, de acuerdo con las recomendaciones internacionales de la Conferencia General de Pesas y Medidas (BIPM en francés), constituye una exigencia prioritaria para el desarrollo tecnológico de un país, ya que un patrón nacional de medición (según VIM-2012), es un patrón reconocido por una autoridad nacional para servir, en un estado o economía como base para la asignación de valores a otros patrones de magnitudes de la misma naturaleza. Así mismo, son los Institutos Nacionales de Metrología de los países, los encargados por mandato legal de establecer, custodiar y preservar los patrones nacionales de medición.

El presente logro, se une al obtenido el año 2013 mediante resolución 41242 expedida por la SIC, en la cual reconocieron los patrones de medida para 18 magnitudes de carácter físico.

Sobre el INM
El Instituto Nacional de Metrología es la entidad adscrita al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo tiene por objetivo la coordinación nacional de la metrología científica e industrial.

Cumple una función vital para la industria nacional, ya que calibra, garantiza la trazabilidad y ofrece servicios de aseguramiento metrológico como soporte a las mediciones industriales.

Ambas funciones buscan la innovación y el desarrollo científico y tecnológico del país. Adicionalmente, fortalece las actividades de control metrológico que adelantan las autoridades competentes para asegurar la confiabilidad de las mediciones.