INM socializó resultados de primer Ensayo de Aptitud en Colombia para barras corrugadas de acero

barras-corrugadas-de-acero

En las instalaciones del Instituto Nacional de Metrología (INM) se llevó a cabo el día 21 de junio la presentación de resultados de 15 laboratorios que participaron en el ensayo de aptitud de barras corrugadas de acero. 

El ensayo de aptitud de barras corrugadas surgió de la necesidad de la industria siderúrgica y de la construcción del país de garantizar la calidad de las mediciones de los laboratorios que evalúan propiedades mecánicas a los materiales de acero que son usados como refuerzo para el concreto en la construcción de edificaciones a nivel nacional. 

Con el apoyo técnico y financiero del Instituto Alemán de Metrología (PTB), el INM organizó este ensayo de aptitud (EA) relacionado con los requisitos establecidos en la Norma Técnica Colombiana NTC 2289:2015 denominada “Barras corrugadas y lisas de acero de baja aleación, para refuerzo de concreto”. Lo denominado como barras es más conocido como varillas corrugadas de acero. Estas varillas son las que utiliza el sector de la construcción en todo el país.

Este EA está soportado por las políticas del Subsistema Nacional de Calidad (SICAL) del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Este proceso, que comenzó en febrero de este año y culminó luego de cuatro meses, tiene como propósito evaluar la capacidad de medición de los participantes en la determinación de propiedades mecánicas de las barras corrugadas de acero, según los ensayos de tracción y doblado definidos en la norma NTC 2289:2015 y NTC 3353:1997, dándole la posibilidad a las empresas de identificar factores de mejora para el ejercicio de medición y generar confianza a los clientes los laboratorios.

Tal como explicó Aristides Dájer, responsable del laboratorio de Fuerza del INM y apoyo técnico en la ejecución del ensayo de aptitud: “Para el INM es exigencia de la industria que se organice a nivel nacional este tipo de ensayos donde se puedan comparar los participantes, en este caso siderúrgicas, acerías y laboratorios de ensayo para evaluar su competencia técnica, evaluar el estado de sus mediciones y la confiabilidad que esto le brinda al final de la cadena al ciudadano, al consumidor y a todos nosotros, porque estas barras son para la construcción, para edificios, residencias, construcciones viales, donde la seguridad de las personas está en juego. Demostrando buena calidad en las mediciones, se le brinda a ciudadanía seguridad y confiabilidad para que no haya colapsos de viviendas, de edificios o de puentes”. 

“Al usuario final le da confiabilidad respecto de que el producto que está instalando cumple con las normas, es una garantía desde el punto de vista final para permitir establecer que se cumplen los requisitos, se establecen todos los criterios de diseño de cara a un buen desempeño durante su uso”, afirmó Cecil Vega, Consultor del PTB.

Con esto, se marca un hito importante en el país, puesto que es primera vez que se oferta a nivel nacional, y se visualiza como una oportunidad de crecimiento de la industria para proporcionar confianza en sus procesos de producción.