¿Cuáles son las medidas costumbristas que aún persisten en Colombia?

Caballerías, Almuds, Alzadas de Caballo, Fanegas, Cabulladas y Tabaco son unidades de medida costumbristas que aún persisten en escrituras públicas y cuya magnitud hoy es incierta.

Actualmente en Colombia existen algunas escrituras públicas en el registro de catastro nacional, cuyos linderos y definición de superficie se encuentran dadas en las unidades de medida antiguas llamadas “costumbristas” o históricas. Este tipo de unidades de medida, como ya lo explicamos en nuestro artículo sobre el origen de las medidas costumbristas en Colombia, se usaron en el pasado en el territorio de nuestro país y en este artículo te explicaremos cuáles son y en qué consisten.

Hoy en día en Colombia usamos el Sistema Internacional de unidades “SI” (metros, kilómetros y hectáreas) para la descripción de las áreas y linderos de los terrenos en las escrituras públicas, que son los documentos que determinan la propiedad de un terreno o edificación por parte de una persona o empresa en el país; sin embargo, debido a que en el pasado se usaban medidas costumbristas o históricas, algunos terrenos en lugar de tener una medida de longitud en metros, está en unidades de medida como caballerías, almuds, alzadas de caballo, fanegas, cabulladas o tabacos.

En el pasado, existieron también otros tipos de medida como la “vara” que se usaron durante siglos desde la llegada de los españoles a Colombia, sin embargo a  esta unidad se les asignó una equivalencia. Lo mismo debió suceder con las otras unidades de medida costumbristas mencionadas anteriormente, pero lamentablemente, a pesar de existir leyes que obligaban a las entidades del Estado a no permitir el registro de propiedades en medidas diferentes a las del SI, así aún se encuentran registradas algunas propiedades.

 

Para comprender mejor de qué se tratan estas medidas te explicaremos cada una brevemente:

Caballería. Se empezó a usar desde la época de la colonia española y se trataba de una porción de tierra asociada a la crianza de animales por un periodo determinado que se asignaba a los soldados que podían contribuir con la colonización de más terreno.

Fanegas o fanega de sembradura. Esta unidad de medida comprende una amplia gama de medidas que no se pueden definir con un valor constante específico. Se asocia a la superficie que se requería en la siembra de cierta cantidad de grano.

Almud. También se asocia a una cantidad de terreno que puede ser sembrado por semillas de diferentes granos. Se representaba por un cajón inclinado en forma de pirámide o cono invertido para facilitar el vaciado del contenido en talegas. En algunas zonas era equivalente a la fanega.

Alzadas de Caballo. Corresponde a la distancia entre el talón de las patas delanteras de un caballo y la cruz o parte donde nace el pelo del caballo.

Cabulladas (Cabuyadas). La cabuya (cuerda de fique) es una medida de longitud que se usó para medir grandes distancias, como por ejemplo los linderos de un terreno. Una cabuyada estaba asociada a la distancia recorrida en 100 pasos.

Tabaco. Esta unidad de medida consiste en la distancia que una persona recorre mientras fuma un tabaco y, por lo mismo, depende de muchos factores relativos al sujeto que hace la medición para determinar la longitud generada por esta medida.

Debido a que estas unidades de medida costumbristas o históricas no contienen criterios claros y uniformes para hacer las mediciones, tratar de establecer equivalencias con nuestro sistema de medidas actual representa una labor metrológica compleja y es posible que la solución para el reconocimiento de algunos terrenos en Colombia implique volverlos a medir.

Este caso nos muestra una vez más la importancia que tiene la metrología en una sociedad y su relevancia para poder contar con exactitud y calidad en diferentes procesos estratégicos para el país, pues la definición de las áreas y linderos de los terrenos que aún se expresan en unidades de medida costumbristas o históricas representa un reto para la nación.