¿Cómo resolver el problema de la equivalencia de las medidas costumbristas con el SI?

Existen, principalmente, tres metodologías que podrían contribuir a la búsqueda de equivalencias entre las medidas costumbristas y el SI.

Cómo hemos venido explicando desde el INM, en Colombia hoy tenemos propiedades registradas en las oficinas de registros de instrumentos públicos cuyas extensiones y linderos están determinados a través de unidades de medida costumbristas, y existen varias razones que dificultan conocer la equivalencia de las mismas con el Sistema Internacional de Unidades - SI que usamos hoy en Colombia (metro, kilómetro, hectárea, etc.).

Tras estos análisis acerca de las dificultades para determinar estas equivalencias, hoy queremos contarte cuáles son los caminos que en el INM hemos estudiado para buscar solución a este conflicto de medidas

En el INM hemos estudiado tres metodologías bajo las cuales podríamos construir un modelo para determinar equivalencias, la primera de ellas es el análisis de los documentos históricos y crónicas en búsqueda de información de tipo científico que nos pudiera ayudar a determinar los valores usados formalmente.

Las cartas que enviaban y los diarios que llevaban los cronistas de la época para documentar la historia de las Indias podrían contener información sobre los valores de las unidades de medida costumbristas y su utilización. En dichos textos, hay referencias a mediciones de terrenos u otros usos de las unidades de medida costumbristas que nos podrían dar luz sobre la forma como hoy podríamos crear métodos para establecer las equivalencias. 

Para citar un ejemplo, de acuerdo con lo documentado por Luis Páez Courvel en su libro “Historia de las Medidas Agrarias Antiguas”, en el tomo XXXVIII, Tierras de Santander, folio 862, Archivo Histórico Nacional (Ramón Fermín Fernández pide merced de dos estancias realengas en las márgenes del río Tarra, de la jurisdicción de Ocaña, año de 1766), se declara: “Dos estancias de ganado mayor que corresponden a 6 fanegas, según costumbre de esta provincia”. Este texto nos permite reconocer la extensión de dos estancias de ganado mayor como 6 fanegas; sin embargo, también queda claro que esta medición en fanegas se sujeta a las costumbres particulares de esa región.

 

En nuestro estudio se analizó esta información histórica encontrando que dichas crónicas, en su gran mayoría, son documentos de tipo anecdótico e informal a los que no se les puede otorgar una credibilidad científica.  Mientras un escritor de la época describe una unidad de medida con un valor “x”, otro escritor la describe con un valor “y” y, en general, no se encuentra una constante en los valores de unidades de medida descritos por los diferentes cronistas. 

En diferentes zonas, de alguna manera, se establecen líneas de referenciación sobre estos valores y a fuerza de esos datos, otros escritores de épocas posteriores les pudieron haber considerado como ciertos. La principal dificultad con estos datos es que no hay forma de comprobar que son correctos y que representan los valores que realmente se usaban. Además las crónicas, dependiendo del autor, podrían llegar a contener cierta exageración o subestimación. Por ejemplo, de acuerdo con las crónicas recopiladas en el libro “Historia Real y Fantástica del Nuevo Mundo”, Hernán Cortés hace una descripción de una plaza así: “Tiene esta ciudad muchas plazas, donde hay continuo mercado y trato de comprar y vender. Tiene otra plaza tan grande como dos veces la ciudad de Salamanca, toda cercada de portales alrededor, donde hay cotidianamente arriba de sesenta mil ánimas comprando y vendiendo…”. Claramente para el siglo XVI una plaza de mercado del tamaño de dos veces la ciudad de Salamanca en España y con 60.000 personas comprando y vendiendo diariamente, es una exageración.

Por todo lo anterior, definitivamente el análisis derivado de este estudio de crónicas es una vía que dentro del rigor científico no permite llegar a una conclusión técnica, así que esta metodología ha sido descartada.

Existen otras dos metodologías que hemos analizado en el INM, el análisis de los documentos técnicos arquitectónicos y el desarrollo de un algoritmo para crear constantes basadas en los datos provenientes de los registros de propiedades en esta época. Explicaremos estos análisis en próximos artículos acerca de este tema. 

En el INM trabajamos para garantizar la trazabilidad de las mediciones y contribuir a la generación de desarrollo y competitividad para nuestro país, así como el mejoramiento de la calidad de vida de nuestros ciudadanos.