Tercera metodología analizada para resolver el problema de la equivalencia de las medidas costumbristas con el SI

La tercera y última metodología analizada por el INM para establecer las equivalencias entre las medidas costumbristas y el SI ha sido el análisis matemático de proporciones basado en las medidas de los registros públicos de propiedad.

Continuamos presentando las metodologías analizadas por el INM para establecer las equivalencias entre las unidades de medida costumbristas que existieron en Colombia en el periodo de la colonia y el Sistema Internacional de Unidades (SI) que usamos hoy (metro, kilómetro, etc.). En esta ocasión te explicaremos la tercera y última metodología analizada, que consiste en un análisis sistemático de las medidas en los registros de propiedad para crear un algoritmo que nos permita derivar matemáticamente el valor de las equivalencias.

¿En qué consiste esta metodología?

Se trata de una metodología fundamentada en operaciones matemáticas para obtener, a través de diferentes operaciones, proporciones, medias y modas, una tendencia “convergente” de las medidas a través de algoritmos y de esta forma establecer una equivalencia confiable.

Para hacerlo un poco menos complejo de entender, imaginemos que tenemos un terreno que está dividido en varias propiedades, se mide la superficie del terreno a través de nuestro sistema de medición actual para obtener un referente, luego, se mide cada una de las propiedades, las cuales sumadas deben dar el valor del terreno completo.

Continuamos el ejercicio tomando como base de referencia superficies de un kilómetro cuadrado y midiendo todas las propiedades al interior excepto una. El resultado de esta operación generará “n número” de ecuaciones con “n número” de incógnitas; posteriormente, en cada uno de los terrenos se determina el valor promedio que se obtiene de la medición de las propiedades. El promedio general se aplicará para conocer el área de la propiedad que se había dejado de medir.

A través del método anterior se crea un algoritmo que se aplica para determinar las medidas de las propiedades de manera sistemática y tras lograr tener valores constantes se podría hacer una equivalencia entre las medidas generadas por las unidades costumbristas y las generadas por el sistema actual.

 

Para agregar mayor precisión a este ejercicio sería necesario hacer el análisis por regiones del país, dado que en cada región las unidades de medida costumbristas se concebían en forma diferente ya que los terrenos tenían características geográficas y usos distintos. Por ejemplo, en la Sabana de Bogotá los terrenos tienden a ser planos mientras que en Santander son quebrados y la superficie utilizable es diferente, de modo que un almud, el cual se refiere a un terreno dedicado a sembrar cierta cantidad de semilla, podría ser más grande en Santander que en la Sabana de Bogotá.

Matemáticamente se estimarían los valores promedios por regiones, y de esos promedios se obtendría un “súper promedio” (promedio ponderado) con su respectiva desviación. Así, cada vez que se añade un valor promedio al cálculo matemático se esperaría que la incertidumbre disminuya. Los resultados de un proceso exitoso, con una baja incertidumbre, serían confiables para determinar la equivalencia adecuada.

¿Qué inconveniente tiene esta metodología?

El inconveniente con esta metodología es que se basa en que las propiedades se pueden delimitar a través de los datos de linderos que se encuentran en los registros de propiedad, pero, las propiedades con registros hechos a través de unidades de medida costumbristas fueron medidas a vista de ojo, adicionalmente a lo largo del tiempo las superficies de los terrenos fueron definidas con diferentes valores para la misma unidad, lo cual significa que esta delimitación podría contener datos “contaminados” y por tanto, todo el ejercicio matemático perdería exactitud y confiabilidad.

¿Cuál es nuestra conclusión?

Luego de analizar la viabilidad de usar esta metodología en el INM encontramos que técnicamente no es aceptable pues en la metrología siempre se busca encontrar un valor de coherencia y convergencia, y en este caso no se podría afirmar que un valor fruto de este proceso puede ser un referente si es divergente; es decir, que al final este valor podría no ser comprobable. Además de lo anterior, este proceso requeriría medir terrenos y estas mediciones significan proyectos costosos que hacen menos viable esta opción.

La metrología es una ciencia que apuesta cada vez por una mayor exactitud y, unas equivalencias en donde los valores de las unidades de medida costumbristas no correspondan siempre al mismo valor de extensión de tierra, no puede ser parte de un resultado metrológico.

En el INM seguimos trabajando en ciencia y tecnología para brindar calidad a las mediciones en nuestro país.